HUELGA INDEFINIDA DE LOS Y LAS TRABAJADORAS DE TERMINALES PORTUARIAS S.L.

Facebooktwitterrss

CONTRA LOS DESPIDOS Y CONTRA LA EXTERNALIZACIÓN DE LOS PUESTOS DE TRABAJO ESTA PLANTA DE ALMACENAMIENTO Y REEXPEDICIÓN DE GRANELES LÍQUIDOS EN EL PUERTO DE BARCELONA YA HA TENIDO DOS INCENDIOS EN 2013 y 2014 Y UN ACCIDENTE GRAVE CON HOSPITALIZACIÓN DE DOS TRABAJADORES.


FORMA PARTE DEL RD Anexo I del RD 39/1997 DONDE SE RECOGEN AQUELLAS ACTIVIDADES CLASIFICADAS COMO ESPECIALMENTE PELIGROSAS.


La Huelga indefinida ha sido votada y decidida por mayoría en Asamblea convocada por la Sección Sindical de CGT el día 25 de octubre de 2018

EL INICIO DE LA HUELGA SERÁ EL PRÓXIMO 05 de NOVIEMBRE

TEPSA es una empresa dedicada básicamente al almacenamiento y distribución de sustancias petroleras, químicas y bioquímicas, que pertenece a la multinacional Petrofrance y en España tiene centros de trabajo en los puertos de Barcelona, Tarragona, Bilbao y Valencia.

En Barcelona, el centro de trabajo con mayor número de plantilla, hay aproximadamente 90 trabajadores. La planta está trabajando prácticamente al 100% de su capacidad y se encuentra en una situación de alerta por una disminución progresiva y reiterada su plantilla de trabajadores propios desde hace cuatro años. Derivando en una evidente pérdida de seguridad en unas instalaciones que albergan productos inflamables, tóxicos, cancerígenos, corrosivos, y que precisan de trabajadores propios para hacer frente a cualquier incidente.

De hecho, en 2013 y 2014 se produjeron dos incendios sofocados por los propios trabajadores y sin la intervención de los bomberos y en 2014 un accidente grave con hospitalización de 2 trabajadores. Este accidente con el agravante de que fue, según indica la propia empresa, provocado por la negligencia de un externo. Desde entonces y hasta el día de hoy, se han producido diversos incidentes que han podido ser subsanados gracias a la intervención del personal propio de Tepsa.

Se trata de una empresa que ha obtenido durante años suculentos beneficios y que tras aplicar un ERE hace cuatro años, ha iniciado un proceso de externalización brutal. En estos últimos años los trabajadores despedidos en el ERE han sido sustituidos por externos. Es decir, hace cuatro años aplicaron un ERE que supuso 40 días de Huelga y 30 despidos, seguidamente iniciaron una externalizaron de los trabajos para poder cubrir a los despedidos y ahora agravan el proceso de externalización echando a la calle mediante supuestos despidos objetivos a tres trabajadores más.

De hecho, la empresa no basa estos últimos despidos en causa económica si no en que alega que los tres despedidos no disponen de la capacidad ni los conocimientos necesarios para adaptarse al nuevo sistema de automatización Buscan realmente destruir empleo propio a cambio de puestos externos con peores condiciones y sin respeto a los derechos laborales recogidos en Convenio.

Tras el ERE la empresa empezó a vender a los trabajadores una nueva política de paz social que lamentablemente solo queda por su parte en palabras huecas y es incongruente en cuanto a hechos. Como ejemplo, se da la vergonzosa situación de que el sábado día 06 de este mes de octubre la empresa invitó a los empleados y a sus familias a una actividad solidaria en Port Aventura, de la que ahora hace publicidad en los diarios, y el 15 de octubre despidió a tres de estos trabajadores invitados.

La estructura de la empresa en cuanto a la composición de la plantilla también resulta sorprendente ya que se da la típica pirámide invertida, es decir pocos trabajadores en relación con la cantidad de personal con otras funciones no productivas.

Las empresas que durante la huelga podrían ver alterada su producción por falta de materia prima y que dependen de que les suministre TEPSA son entre otras: MEG Global, Cepsa, Dow, Exxon, Innovyn, Shell, Ercros, etc, Suministrando a diversas empresas, en especial de la industria química y de diversos lugares del país que se pueden ver afectadas por la falta de materias primas.

Destacar que Tepsa es una empresa con una superficie total de la planta de 160.800 m2 y que su actividad depende de una concesión de la Autoridad Portuaria (APB), la cual es un ente público gestionado por Puertos del Estado. Pertenece al Anexo I del RD 39/1997 donde se recogen aquellas actividades clasificadas como especialmente peligrosas. Se manipulan productos inflamables, tóxicos, cancerígenos, corrosivos.

Es además una empresa catalogada como operador estratégico que se está externalizando de manera flagrante dejando la Seguridad de sus trabajadores y la de su entorno en manos de un sin fin de contratas, subcontratas y externos. Externalizando gran parte del manejo de 357.000 m3 de productos químicos y petrolíferos.

Por ello desde la CGT exigimos la readmisión de los despedidos, la recuperación de todos aquellos puestos de trabajos que ha sido externalizados en estos cuatro años, y el absoluto compromiso por parte de la empresa de no seguir adelante con la lacra de la externalización, respetando y conservando los puestos de trabajo propios.

En beneficio y protección de tod@s, de los trabajadores, de la misma empresa, de sus clientes, del entorno portuario y de la propia ciudad de Barcelona.