CGT SIGUE ESPERANDO LA REACCIÓN DE FOMENTO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Desde el sindicato, aseguran que el Gobierno está entorpeciendo la negociación colectiva a través del expediente de Competencia, que está impidiendo alcanzar un marco estable y de crecimiento.


Tras solicitar al Ministerio de Fomento información sobre la tramitación, contenido y fecha prevista de publicación del borrador del Reglamento que desarrolle el decreto de reforma la estiba, CGT ha vuelto a denunciar “la indefinición” del Gobierno respecto a esta normativa, que permitirá cerrar los convenios en los puertos españoles y el V Acuerdo Marco del sector.

Desde el sindicato, resaltan la “defensa a ultranza” que el Ejecutivo está haciendo de los intereses de empresas de capital extranjero, utilizando todos lo mecanismos del Estado “para torpedear la negociación colectiva“.

Se refieren, en concreto, al expediente de Competencia en el que, dicen, se ataca un acuerdo de garantía de empleo, revisado y publicado en el BOE por el Ministerio de Empleo, lo que supone “una clara manera de abandonar a los trabajadores a su suerte“.

En este sentido, aseguran que con las amenazas de multa y con 18 meses de suspensión de las negociaciones, se está impidiendo que transcurrido el plazo de tres años para adecuar los convenios, se pueda llegar a un marco estable y de crecimiento en los puertos.

Garantía del empleo

Así, en la organización sindical entienden que se trata de una “forma de actuar contraria al ordenamiento jurídico” y recuerdan que la garantía del empleo de los trabajadores es un derecho de carácter europeo y nacional de los españoles, que no puede hacerse de otra manera que a través de la subrogación de los estibadores de cada puerto respecto a sus empresas.

Además, recuerdan que este derecho no se tuvo en cuenta en el Real Decreto en mayo de 2017 porque el Gobierno consideró que debía pactarse en la negociación colectiva. Por ello, “no puede lapidarse con la actuación bloqueadora y amenazadora” de la CNMC ni con la “inacción irresponsable” de Fomento.

El sindicato, que espera no tener que volver a convocar una huelga, mantiene su postura de que si es necesario, “volverá a estar a la altura en la defensa” de los derechos del sector de la estiba.